Producción en Serie, Parte 2 (Fordismo)

Fordismo

Fordismo

Henry Ford, Fabricante de Automóviles en los Estados Unidos, de allí el Termino “Fordismo”, uso un concepto revolucionario para su época, su idea era hacer el mayor numero de Automóviles al menor costo posible, usando la Producción en Serie.

Ford pensaba que si fabricaba automóviles en serie, usando tecnología de ensamble y reducía los tiempos de producción, los costos de producir un Automóvil  se reducirían notablemente, lo que también reduciría el precio de venta y como consecuencia,  esto haría aumentar la demanda, el mercado y las ganancias.

Por ello construyo un modelo estándar, mediante la producción en serie, en la primera serie de su modelo Ford-T,  Ford afirmaba “Daré a cada Americano un Automóvil del color que prefiera, con tal de que sea negro” y así fue, saco un Automóvil por valor de 500 dólares, lo cual era un precio bajo comparado con los 2000 dólares que costaba un automóvil en aquella época, Por supuesto las ventas se multiplicaron cinco veces, para 1927 fecha de retirada de producción de este vehículo, había vendido más de 15 millones del modelo Ford-T (por supuesto, todos de color negro).

Distinto del Taylorismo, Ford no pensaba en reducir los costos de producción a costa de los trabajadores, si no a través de la expansión del mercado, de hecho el salario mínimo de los trabajadores en ese tiempo era de 2.34 dólares el día, con jornada de 9 horas diarias. Ford ofreció pagar 5 dólares el día con una jornada de 8 horas diarias, Ford comentaba: “Es necesario que los trabajadores produzcan el máximo posible y reciban los salarios más altos posibles”.

El aumento adquisitivo de los trabajadores permitiría que ellos también pasaran a comprar un Ford-T, lo que aumentaba la demanda (expansión del mercado) puesto que ya no era solo para una elite y reducir aun más los costos de venta. Henry Ford también fomento otro sistema revolucionario de pago: la compra de automóviles a Plazos.

Para que este sistema diera óptimos resultados debían cumplirse tres grandes condiciones: la Primera, que se mantengan altos niveles de demanda para dar salida a los crecientes stocks; Segunda, que se mantenga el consumo general de los trabajadores, que sigan manteniendo un poder adquisitivo; y Tercera, que la producción en serie, siga siendo efectiva para la gama de productos que se demandan.

Después de la crisis del Petróleo de 1973, el Toyotismo empezó a desplazar al Fordismo como modelo referencial de Producción en Serie.

Déjame tus comentarios, Yo personalmente estaré atento a contestarlos

Gracias…

William Crespo – Asesor de Proyectos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Producción y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Producción en Serie, Parte 2 (Fordismo)

  1. Pingback: Producción en Serie, Parte 1 (Taylorismo) | automatizacionindustrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s